nov 12

 
El equipo de rescate consiguió llegar ayer hasta 100 metros por debajo de Tomaz Humar

Tras dos días en la pared del Lantang Lirung alcanzaron ayer la cota 6.200m, según nos informa Branko Ivanek desde Eslovenia. Han tirado cuerda fija por debajo y un helicóptero les apoya. Hoy a primera hora continuarán el ascenso con la esperanza de llegar junto a él e intentar una evacuación en helicóptero. Según Ang Tshering Sherpa, desde hace un día Tomaz no responde al satélite.

 Branko Ivanek nos comunica que el equipo de rescate alcanzó ayer la cota 6.200, 100 metros por debajo de donde se encuentra Tomaz Humar, pero aún no han podido tener contacto con él. El equipo de rescate, según ha ascendido, ha ido tirando cuerda fija por si el helicóptero de apoyo no consigue evacuarle de la pared y es necesario realizar un rescate clásico descendiéndole.

Por otro lado, Guillermo Esparcia, un lector de www.barrabes.com que vive en Eslovenia, nos comunica que según ha informado la televisión en el país, Tomaz se rompió la pierna durante el descenso, pero pudo comunicar vía satélite para informar de su estado.

Toda esta información la confirma Ang Tshering Sherpa, viejo conocido de los lectores de www.barrabes.com, fundador de Asian Trekking, la agencia con la que Humar viaja y que está coordinando el rescate, y presidente de la Asociación de Montañismo de Nepal. Al parecer se encuentra en la zona, motivo por el que suponemos no había podido trasmitir información y no conseguíamos contactar con él. Según afirma por satélite a la televisión eslovena, un equipo de sherpas fue enviado inmediatamente al campo base, y tiraron 400 metros de cuerda fija hasta el campo 1. Posteriormente subieron con 900 metros de cuerda más, suficientes para equipar todo el descenso desde los 6.300 metros, en el caso de que el helicóptero no pueda evacuarle cuando llegue el grupo de rescate junto a él. Desde hace un día no se puede contactar por satélite con Tomaz. Esperemos que sea por falta de baterías.

Según Simone Moro contó a http://www.mounteverest.net/, cuando se encontraron en Katmandú, Tomaz le informó de sus planes, y le enseñó una foto de la pared. Simone afirma que “me pareció realmente impresionante y peligrosa. Me dijo que iba solo, y que solamente le acompañaba un cocinero para esperarle y ayudarle en el campo base”.

Esperemos que hoy puedan alcanzar el lugar en el que se encuentra Tomaz y se encuentre bien y pueda ser rescatado.

Fuente: Barrabes